martes, 6 de diciembre de 2016

El ángel de Budapest

Ángel Sanz Briz, conocido como El ángel de Budapest, fue un diplomático español destinado a Hungría durante la segunda guerra mundial, famoso por salvar las vidas de más de 5.000 judíos húngaros mediante la expedición de documentos diplomáticos españoles fraudulentos que les protegieron de las autoridades húngaras y alemanas durante el holocausto.

Nacido en Zaragoza en 1910, fue destinado a Hungría en 1942 como encargado de negocios de la embajada española en Budapest. Debido a su puesto, fue testigo del exterminio judío que se estaba practicando durante la guerra y de las deportaciones masivas a Alemania rumbo a los campos de concentración. Gracias a su cargo y sus influencias, y de espaldas al gobierno español franquista que simpatizaba con el régimen de Adolf Hitler, pero cuya postura oficial durante la segunda guerra mundial era de país neutral, ideó un proceso para salvar las vidas de miles de judíos que estaban a punto de ser deportados a Alemania a toda prisa debido a la cercanía del ejército rojo a la capital húngara.

En virtud de un antiguo Real Decreto de Primo de Rivera de 1924, que reconocía como españoles a aquellos judíos de origen sefardí (Sefarad es el término judío para la península ibérica, y sefardíes son los descendientes de los judíos originarios de España y Portugal, expulsados por los Reyes Católicos en 1492), Sanz Briz consiguió la base legal para comenzar a conceder pasaportes españoles a los judíos sefardíes de Budapest. Se le concedieron oficial y legalmente 200, número que amplió mediante el uso de letras adicionales para no expedir ningún pasaporte con número superior al 200. No obstante, viendo el escaso número de sefardíes en Hungría, decidió extender la concesión a cualquier judío que tuviese parientes en España, e incluso finalmente a cualquier judío independientemente de su origen, con el objetivo de salvar el mayor número de vidas posible.

El ambiguo papel de España en la segunda guerra mundial jugó a favor de Sanz Briz, ya que la simpatía de Hitler hacia Franco y España permitía ganarse la confianza de los alemanes, sin embargo, la postura neutral de España en la guerra, a su vez, le ayudó con el resto de diplomáticos de países neutrales, así como sus contactos con la iglesia. Así, logró conceder, pasaportes, salvoconductos y cartas de protección a unos 5.200 judíos que evitaron ser deportados a los campos de concentración. Finalmente tuvo que abandonar la embajada española a las puertas del fin de la guerra.

Desde hace años, en Budapest, Madrid y Zaragoza hay esculturas, placas e incluso calles en homenaje a Ángel Sanz Briz, que falleció en 1980 cuando ejercía de embajador español en el Vaticano.

En 2011 se rodó la película El ángel de Budapest, que narra esta historia basada en el libro Un español frente al holocausto, ambos muy recomendables. El filme se rodó en Budapest en el año 2010, el protagonista que encarna a Sanz Briz es el actor Francis Lorenzo.


Fotografía de Ángel Sanz Briz.

Memorial en Budapest.

1 comentario:

  1. No conocia esta historia. Como siempre me sorprenden muy gratamente.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...