miércoles, 26 de octubre de 2016

Una curiosa placa en Buda

Es difícil encontrarla, pero ahí está, sorprendente, en plena Budapest una placa en uno de los muros del Castillo de Buda escrita en español con el siguiente texto: "por aquí entraron los 300 héroes españoles que tomaron parte en la conquista de Buda", y debajo, en húngaro, lo mismo: "Itt nyomult be a várba 300 spanyol hös a kik Buda felszabaditásáért harcoltak".  Además, sobre el texto, puede verse el escudo de los reyes católicos, el de la 2º república española y el de Hungría. Pero, ¿cuál es el origen de todo esto?





En 1686 los soldados húngaros, junto a la ayuda de numerosos ejércitos europeos cristianos se encontraba en plena reconquista de la gran región europea ocupada por el Imperio Otomano. Tres años atrás tuvo lugar la batalla de Viena, y ahora ocurría la batalla de Buda. La Liga Santa, un ejército de alrededor de 74.000 hombres procedentes de casi todos los rincones europeos (escandinavos, germanos, latinos, eslavos...) combatían codo con codo en la reconquista de Buda, la capital histórica húngara, ocupada por los otomanos siglo y medio antes, hecho que obligó a trasladar la capital magiar a la ciudad de Pozsony (ahora llamada Bratislava y actual capital de Eslovaquia).

El ejército aliado logró hacer retroceder a los turcos hasta el Castillo de Buda, donde se replegaron y aguantaron un largo asedio. Finalmente, tras un fuerte bombardeo con artillería, se produjo el asalto final, retomando el Castillo y con ello logrando la capital Buda de vuelta a manos magiares. La historia cuenta que los primeros que lograron penetrar la muralla fue un grupo de 300 soldados españoles, haciéndolo por el punto donde se encuentra esta placa. Se colocó allí en el año 1934, por ello el escudo de la 2º república española. El escudo de los reyes católicos se supone que es en homenaje a la reconquista cristiana, ya que no coinciden con el período histórico (reinaba por entonces Carlos II).

Junto a esta placa aún más sorprendente es encontrar otra en lengua catalana, colocada en el año 2000 por la Generalitat en homenaje a los catalanes que ayudaron en la reconquista de Buda.






Un lugar un tanto curioso que pude visitarse en un bello paseo una húmeda mañana de otoño, como fue en mi caso, donde tomé las fotografías de esta entrada. Todo un placer estirar las piernas por esta joya de la capital húngara con el incipiente colorido de esta época del año, sin el bullicio de los turistas veraniegos habituales.



1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...